Conceden el derecho al olvido a una mujer que participó en el secuestro de un bebé

hemerotecasGoogle deberá eliminar de su índice de resultados un total de 3 noticias de diferentes medios de comunicación en la que se relataba el secuestro de un bebé en el año 1985. Una de las personas implicadas solicitó a Google la desindexación de las noticias, pero el Buscador se negó. La afectada presentó entonces reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos que ha terminado estimando su solicitud, instando a Google a desindexar estas noticias.

En el año 1985, diversos medios de comunicación se hicieron eco del secuestro de un bebé. Esta información se incluyó en las hemerotecas de estos medios, siendo accesible la noticia, que hasta entonces se encontraba en papel, a través de Internet y de los buscadores.

Una de las implicadas en el secuestro, que en el momento de los hechos tenía 19 años, descubrió que haciendo una búsqueda con su nombre aparecían estas noticias. Solicitó entonces a Google, en virtud del derecho al olvido, que procediera a desindexar el contenido puesto que consideraba que la información ya era obsoleta por haber transcurrido 30 años desde entonces y porque esas noticias le estaban ocasionando graves perjuicios en su vida privada y profesional.

Sin embargo, Google se negó a eliminar estos resultados por entender que la información ofrecida en el buscador es de relevancia pública.

La afectada presentó entonces reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

En la Resolución de esta Agencia, número 00533/2015, que da la razón a la mujer, la Agencia trae a colación la sentencia de la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de fecha 13 de mayo de 2014 y en relación a la posibilidad de ejercer el derecho de cancelación ante el buscador de Internet sin acudir al responsable del sitio web, la referida Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en sus apartados 80 y 88, señala que “un tratamiento de datos (…) efectuado por el gestor de un motor de búsqueda, puede afectar significativamente a los derechos fundamentales de respeto de la vida privada y de protección de datos personales cuando la búsqueda realizada sirviéndose de ese motor de búsqueda se lleva a cabo a partir del nombre de una persona física, toda vez que dicho tratamiento permite a cualquier internauta obtener mediante la lista de resultados una visión estructurada de la información relativa a esta persona que puede hallarse en Internet, que afecta potencialmente a una multitud de aspectos de su vida privada, que, sin dicho motor, no se habrían interconectado o sólo podrían haberlo sido muy difícilmente y que le permite de este modo establecer un perfil más o menos detallado de la persona de que se trate. Además, el efecto de la injerencia en dichos derechos del interesado se multiplica debido al importante papel que desempeñan Internet y los motores de búsqueda en la sociedad moderna, que confieren a la información contenida en tal lista de resultados carácter ubicuo para respetar los derechos que establecen estas disposiciones, siempre que se cumplan realmente los requisitos establecidos en ellos, el gestor de un motor de búsqueda está obligado a eliminar de la lista de resultados obtenida tras una búsqueda efectuada a partir del nombre de una persona vínculos a páginas web, publicadas por terceros y que contienen información relativa a esta persona, también en el supuesto de que este nombre o esta información no se borren previa o simultáneamente de esta páginas web, y, en su caso, aunque la publicación en dichas páginas sea en sí misma lícita.

Aplicado al caso concreto, la Agencia entiende que a pesar de que el tratamiento de los datos de la interesada en los citados enlaces fue inicialmente lícito, procede la exclusión de los datos  personales de la reclamante al tratarse de datos obsoletos y no concurrir “interés preponderante del público en tener acceso a esta información” a través de una búsqueda en Internet “que verse sobre el nombre de esa persona”.

En consecuencia, al buscar el nombre de la afectada no se mostrarán esos resultados concretos que hacen referencia a las noticias sobre el secuestro.

 

Resumen del caso:


El solicitante es personaje público:
 NO.
Fuente de la información: hemeroteca de medio de comunicación.
Naturaleza de la información: noticia sobre participación en secuestro de un bebé.
Antigüedad de la información: 30 años (noticia publicada en 1985).
Resultado: el buscador debe desindexar los resultados.
Motivo: información obsoleta.
Resolución

 

RELACIONADO

abogado apropiacion indebida

Google deberá eliminar una noticia del año 2003 relacionada con un delito de apropiación indebida

En el año 2003, un medio de comunicación publicó una noticia en la que detallaba …