Google deberá eliminar una noticia del año 2003 relacionada con un delito de apropiación indebida

abogado apropiacion indebidaEn el año 2003, un medio de comunicación publicó una noticia en la que detallaba cómo en el año 1993 un abogado fue condenado a 2 años de prisión por apropiación indebida y deslealtad profesional al haberse apropiado de parte de la indemnización que le correspondía a una viuda que había contratado sus servicios. El afectado ejerció el derecho al olvido frente a Google quien se negó a eliminar la noticia; sin embargo, recurrió a la Agencia Española de Protección de Datos que le ha dado la razón y el buscador tendrá que desindexar este resultado.

Al finales del año 2014 el afectado solicitó a Google que retirara un resultado concreto de búsqueda que se mostraba al buscar por su nombre y apellidos; en el enlace aparecen los datos del interesado en una noticia publicada en un medio de comunicación, en el año 2003, en referencia a la condena de dos años de cárcel respecto a unos hechos que se remontan al año 1993 por apropiación indebida y deslealtad profesional como letrado al haberse apropiado de parte de la indemnización que le correspondía a una viuda que había contratado sus servicios.

Google respondió al afectado denegando el derecho de cancelación por entender que la información publicada es de interés público.

El interesado acudió entonces a la Agencia Española de Protección de Datos, solicitando se estimara su derecho de cancelación, indicando igualmente que la información ofrecida por el citado enlace es de una noticia de hace 12 años y que le está impidiendo realizar su actividad profesional. Asimismo indicaba en su escrito que dicha sentencia “quedó suspendida y nunca se llegó a aplicar”. Aporta copia del Auto de la Audiencia Provincial de Badajoz-Mérida, Sección 3, de abril de 2004, por el que se suspende por 3 años la ejecución de la pena de dos años de prisión,
condicionada a no volver a delinquir en el plazo indicado. Quedaron subsistentes los demás pronunciamientos de la sentencia condenatoria.

Por su parte, Google seguía manteniendo que la información es de relevancia e interés público.

En relación al derecho de cancelación del afectado, El artículo 16 de la LOPD dispone que:

“1. El responsable del tratamiento tendrá la obligación de hacer efectivo el derecho de rectificación o cancelación del interesado en el plazo de diez días.

2. Serán rectificados o cancelados, en su caso, los datos de carácter personal cuyo tratamiento no se ajuste a lo dispuesto en la presente Ley y, en particular, cuando tales datos resulten inexactos o incompletos.

3. La cancelación dará lugar al bloqueo de los datos, conservándose únicamente a disposición de las Administraciones públicas, Jueces y Tribunales, para la atención de las posibles responsabilidades nacidas del tratamiento, durante el plazo de prescripción de éstas. Cumplido el citado plazo deberá procederse a la supresión.

4. Si los datos rectificados o cancelados hubieran sido comunicados previamente, el responsable del tratamiento deberá notificar la rectificación o cancelación efectuada a quien se hayan comunicado, en el caso de que se mantenga el tratamiento por este último, que deberá también proceder a la cancelación.

5. Los datos de carácter personal deberán ser conservados durante los plazos previstos en las disposiciones aplicables o, en su caso, en las relaciones contractuales entre la persona o entidad responsable del tratamiento y el interesado.”

En base a este derecho de cancelación y teniendo como base la Sentencia del Tribunal de la Unión Europea de 13 de mayo de 2014, que en su apartado 28 declara: “al explorar Internet de manera automatizada, constante y  sistemática en busca de la información que allí se publica, el gestor de un motor de búsqueda recoge tales datos que extrae, registra y organiza posteriormente en el marco de sus programas de indexación, conserva en sus servidores y, en su caso, comunica y facilita el acceso a sus usuarios en forma de listas de resultados de sus búsquedas. Ya que estas operaciones están recogidas de forma explícita e incondicional en el artículo 2, letra b), de la Directiva 95/46, deben calificarse de tratamiento en el sentido de dicha disposición, sin que sea relevante que el gestor del motor de búsqueda también realice las mismas operaciones con otros tipos de información y no distinga entre estos y los datos personales.”

Y en su apartado 41: “la actividad de un motor de búsqueda, que consiste en hallar información publicada o puesta en Internet por terceros, indexarla de manera automática, almacenarla
temporalmente y, por último, ponerla a disposición de los internautas según un orden de preferencia determinado, debe calificarse de tratamiento de datos personales, en el sentido de dicho artículo 2, letra b), cuando esa información contiene datos personales y, por otro, el gestor de un motor de búsqueda debe considerarse responsable de dicho tratamiento, en el sentido del mencionado artículo 2, letra d).”

La Agencia Española de Protección de Datos realiza una ponderación de los derechos en juego y termina estimando el derecho del afectado por entender que a pesar de que el tratamiento de los datos del interesado en el enlace reclamado, fue inicialmente lícito, procede la exclusión de los datos personales del reclamante al tratarse de datos obsoletos que se remontan al año 1993, excesivos al aportar el Auto de suspensión de la ejecución de la pena de prisión de la Audiencia Provincial de Badajoz-Mérida de abril de 2004, y no concurrir “interés preponderante del
público en tener acceso a esta información” a través de una búsqueda en Internet “que verse sobre el nombre de esa persona”.

En consecuencia, se insta a Google a retirar ese concreto resultado cuando se realice una búsqueda con el nombre y apellidos del afectado.

Resumen del caso:


El solicitante es personaje público:
 NO.
Fuente de la información: medios de comunicación.
Naturaleza de la información: noticia sobre la condena por apropiación indebida.
Año de la solicitud: 2015
Antigüedad de la información: noticia publicada en 2003 sobre hechos del año 1993.
Resultado: el buscador debe desindexar el resultado.
Motivo: información obsoleta.
Resolución

 

RELACIONADO

condena penal

Google deberá desindexar una sentencia condenatoria por delito contra la propiedad industrial

El buscador Google recibió solicitud de un ciudadano español para la eliminación de un resultado concreto …